Publicado:
2020
Categoría:
autores:
Constanza Díaz Gonzalo Román Tomás Garrido Francisca Zamorano Fernando Carreño
ORGANIZACIONES:
UNIVERSIDAD TÉCNICA FEDERICO SANTA MARÍA INGENIERÍA SIN FRONTERAS CHILE
Volver a:
 

En la actualidad el 92% de la población chilena tiene acceso al agua potable y alcantarillados. Son años de desarrollo a través de los cuales se ha logrado alcanzar este alto porcentaje, entregando así una mejor calidad de vida, en cuanto a higiene individual, mejorando por consecuencia la salud pública (situación que ha quedado demostrada en el último tiempo). El acceso al agua es uno de los desafíos del milenio establecidos por la OMS. Dicha organización señala que como mínimo una persona requiere 7,5 litros de agua al día para atender sus necesidades básicas (dejando fuera todo tipo de riego agrícola o uso de esta para fines recreativos). En Chile, sin embargo, se considera que la persona que cuenta con acceso a 67 litros diarios tiene un buen acceso a la red.

Pese a los avances, hoy son cerca de 1,5 millones de chilenos no cuentan con un correcto tratamiento de las aguas servidas y cerca de 500 mil sin acceso al agua potable, (Ministerio de Obras Públicas, 2020). El acceso al recurso hídrico en comunidades rurales puede ser muy deficiente en términos de calidad. Esta es una realidad que se vive hoy por hoy en Lagunillas, en donde cuentan con un sistema de estanques de almacenamiento los cuales, en su mayoría, no poseen la capacidad necesaria, ni un sistema de sanitización adecuado.
Surge entonces la necesidad de generar una propuesta, en primera instancia, para mejorar el almacenamiento del recurso de forma económica y segura, además de cumplir con estándares mínimos de salubridad. En segunda instancia, se estudia la factibilidad de implementación de una red de agua potable para toda la comunidad, con el fin de asegurar un abastecimiento Seguro y de calidad.